Descubre Lo Que El Cuerpo De Tu Perro Está Tratando De Decirte

Los perros no hablan, pero eso no significa que no puedan comunicarse con sus dueños.

Además de su apariencia y las formas que encuentran para llamar la atención sobre algo específico, el cuerpo del perro también habla por sí solo.

Ya sea su postura para dormir o cómo actúa cuando llegas a casa, descubre qué te dicen las reacciones corporales de tu perro.

Echa un vistazo a lo que significan las reacciones corporales de tu perro.

1 – Duerme boca abajo

Si tu perro duerme boca abajo, significa que no está 100% relajado. Estando en esta posición, se despertará más fácilmente ante cualquier señal de peligro.

Con las patas hacia abajo, los perros no pueden alcanzar el sueño más profundo, por lo que no es el sueño de mejor calidad y significa que no quiere ser vulnerable.

Es común que los perros se duerman en esta posición fuera de su ambiente confortable.

2 – Duerme de lado

Si tu perro suele dormir de lado, lo más probable es que lleve una vida tranquila y despreocupada.

Esto significa que se siente seguro y tiene fuertes lazos con su “manada”, en este caso, con su familia.

3 – Lengua fuera

Los perros que se paran y te miran con la lengua colgando dan la impresión de sonreír, y de hecho, eso es justo lo que hay. Esta expresión significa que el perro está relajado y feliz.

4 – Orejas hacia atrás, dientes al descubierto y gruñidos

Como era de esperar, esta expresión indica que el perro está enojado, muy probablemente sintiéndose amenazado y activando un mecanismo de defensa.

Si tu perro es así, no te acerques a él hasta que se haya calmado. Gritarle, por ejemplo, puede incluso empeorar la situación.

5 – Lamiendo

¿Sabes cuando llegas a casa y tu perro salta sobre ti y te lame? Mucha gente piensa en esto como «besos caninos» y no está exactamente mal.

En efecto, es una muestra de afecto, pero también significa sumisión. Un perro suele lamer al perro cabeza de la manada como señal de obediencia.

6 – Rasca tus patas hacia atrás después de hacer caca

Algunos perros se rascan las patas traseras después de defecar. Es común que los dueños piensen que están tratando de “enterrar” sus heces, pero esto no es cierto. Este es un signo de dominación.

Un perro tiene feromonas que liberan un olor característico, y este olor marca el territorio de ese perro. Cuando hace esto, significa que está tomando posesión de ese lugar para sí mismo e imponiendo una jerarquía.

Algunos perros dejan de tener este comportamiento cuando huelen una presencia más fuerte que la suya.